Ecologistas TV

Blog sobre el mundo de los regalos ecológicos

Ecologistas TV - Blog sobre el mundo de los regalos ecológicos

Luciernagas: indispensables en tu jardín eco

Las luciérnagas no solo aportan un toque de magia a los espacios verdes y patios sino que también tienen un papel importante en la protección de tu jardín, éstas comen gusanos y larvas así como protegen tus muebles de exterior y plantas de la invasión de las mismas.

El caso es que la aparición de luciérnagas siempre entrama ciertas dificultades, ya que no siempre aparecen cuando hay productos químicos o tenemos un jardín muy esterilizado. Lo mejor es dejar al jardín cobrar un carácter natural. Conozcamos un poco las mejores estrategias para que estos seres de luz decoren nuestro jardín por la noche:

Olvidar lo productos químicos

Las larvas de estos bichitos de luz nacen en la tierra, por lo que si tu suelo está tratado lo más seguro es que nunca aparezcan, por ello es mejor utilizar productos naturales que no impidan su nacimiento.

Captura

Pon escondites para ellas

Durante el día, las luciérnagas adultas se esconden en la hierba o en plantas tupidas, planta algún arbusto de forma que tengan algún escondite apto para que puedan vivir de forma diurna.

Recrear su hábitat

Realizar una composición verde similar a su hábitat es fundamental para que elijan tu jardín para vivir. Prefieren las zonas húmedas y lugares con aguas cercanas, es por ello que puedes plantearte hacer un pequeño estanque con plantas acuáticas. Les encantan las aguas estancadas y pantanos por lo que podrás idear pequeños embalses que además le darán mucho encanto a tu jardín, incluso depositar peces en los mismos.

Plantas florales

La presencia de polen y néctar es esencial en la vida de las luciérnagas, por lo que deberás plantar plantas con flores. Hay muchas especies de luciérnagas por lo que es imposible asegurar que especie llegará a tu jardín, eso sí, el tipo de flor será un determinante.

Evitar luces artificiales

Ellas prefieren los entornos oscuros y tranquilos por lo que tener alguna luz jugará en su contra.

Evitar el tránsito de personas

Estos bichitos de luz son algo tímidos por lo que deberemos dejar nuestro jardín lejos de vías públicas y de nuestro constante paso. Debe ser un lugar tranquilo y sereno

No cazarlas

Es habitual querer cazarlas y meterlas en tarros, es algo que hacen mucho los más pequeños de la casa, pero lo mejor es dejarlas a su aire. Si las cazamos una vez puede que ya no vuelvan a venir.

Una vez dicho esto solo queda ponerlo en práctica y ver si las luciérnagas acuden a nuestra pequeña parcela verde ¿Quieres crear un entorno mágico

Categoría: Uncategorized

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*